Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
16 décembre 2013 1 16 /12 /décembre /2013 16:42


- Correo del Orinoco - http://www.correodelorinoco.gob.ve -

Sostuvo la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchu:|

Mientras exista el capitalismo, la paz es imposible de lograr

 (+Fotos)

Rigoberta Menchu llegó, y saludó a los presentes. La acompañan, su esposo y su hijo. Estar frente a una Premio Nobel de la Paz, es poco común. Sobre ella giran miles de historias.

Unas, más increíbles que otras. Los medios de comunicación la quieren como Premio Nobel de la Paz, pero, jamás, como personaje político.

Nos sorprende con su sonrisa y buen humor. En la antesala de la entrevista, que concedió al periódico Chávez Vive (editado por la Embajada de Venezuela en Nicaragua), relató varias anécdotas de su acontecer por el Mundo.

Dos horas conversamos con esta guatemalteca, de origen maya. Aseguró que, por ahora, no tiene previsto incursionar para una nueva candidatura presidencial. Por ahora!!!

Para la entrevista, no hubo condicionamiento. “Pueden preguntar lo que quieran, porque no hay preguntas indiscretas, las respuestas, sí pueden serlo”, dijo. Y lo hicimos. Su rostro alegre nos ayudó a romper el hielo. Tras varias tazas de café, Rigoberta conversó a plenitud.

 

Desde su perspectiva, y tomando en cuenta toda su experiencia, ¿qué es la Paz?, ¿cómo la podemos conceptualizar?

Bueno, primero, el tema de la PAZ ha sido relegado, olvidado, silenciado, en la mayor parte de los países del mundo. ¿Por qué?, porque es obvio que la paz, para los países que tienen su negocio en la guerra, su fuente de riqueza económica es la guerra, como Estados Unidos, que la mayor fuente de ingresos para los norteamericanos, es la guerra, con las armas, con las armas químicas, biológicas, etc., la paz se queda olvidada, entonces, ¿cómo se habla de paz?, cuando se lleva un guerra, y esa guerra tiene como doble verdad, los dueños de la guerra, los dueños de las armas, por un lado, y la población que sufre los efectos de esa guerra, por el otro.

Desafortunadamente, siempre hay una doble moral, cuando se habla de la paz. Cuando nosotros hablamos de la paz, como la necesaria consecución de la democracia, del desarrollo integral de la población, de la felicidad para la gente, de una calidad de vida en equilibrio, de respeto, de dignidad, pues, realmente, la paz se convierte en una lucha de resistencia, ya no es una lucha por la paz, sino una lucha de resistencia, y eso, es lo que a mí me ha tocado muchas veces enfrentar.

Cuando yo reclamo la paz, como justicia social, como respeto a la dignidad de todos los ciudadanos, como la no existencia de hambruna y de desnutrición crónica, o de violencia y represión contra los sectores sociales, entonces, esa paz se vuelve ya, una lucha de resistencia.

 

En este mundo, donde el capitalismo está acabando con el planeta, ¿se puede conseguir esa paz?

No, de ninguna manera. Es que la contaminación total que se ha hecho, afecta a todas las generaciones, o sea, el oxígeno está contaminado, las aguas se están secando, los pueblos están cada vez más subyugados, incluso, en este tiempo, todo el mundo habla de Mandela, pero, nadie está dispuesto a revisar cuáles son los efectos actuales del neocolonialismo, del colonialismo, del neo militarismo, o del neo racismo, porque hay un racismo que ya afecta a los emigrantes, que ya va a afectar a la gente, no sólo por su color, sino también por su posición económica, social…, entonces, cada vez este mundo está en mayor decadencia. Yo creo que hoy no se puede hablar de paz, cuando hay un mundo decadente, y la ventaja la lleva siempre el capital.

 

El Presidente Chávez hablaba continuamente que, para haber paz, en todo caso, tiene que haber, primero, justicia, justicia ante todos estos hechos que usted está describiendo. ¿Qué opina con respecto a eso?, ¿cómo lograr esa justicia?

Pues, yo creo que la justicia se logra, cuando también la población contribuye en el proyecto de transformación social que vive; porque, cada uno de nuestros países, tiene un proyecto de transformación social, y hay un proyecto perverso del capitalismo, de las fuerzas que generan terror en un país. En Guatemala está muy claro que las oligarquías, los sectores que, en el pasado se beneficiaron del país de una manera ilimitada, continúan siendo los opresores del país; los mismos que cometieron genocidios, los que cometieron homicidios. Entonces, no es posible que hablemos de paz, si la gente no busca su propia paz, digamos, si no se involucra a defender los ideales.

Pero, allí, obviamente, hay un choque de la lucha de clases.

Lo que pasa es que la lucha de clases va a existir, siempre que haya extrema pobreza, gente que esté sometida, prácticamente, a la indigencia.

 

¿Quién es el culpable de la indigencia, de más de mil millones de personas, en el mundo?

El sistema económico. Yo pienso que el neo- capitalismo, porque hay un neo-capitalismo que, hace muchos años, se veía venir en el capitalismo. Incluso, como sistema, porque ahora cada quien tiene su sistema, sobre todo, en Europa, cuando se están peleando por muchos otros poderes, como el que lleva el comercio. El enfoque comercial que impone el Occidente, nos ha hecho mucho daño. Las políticas neo liberales que se nos ofrecieron, como si fueran la salvación del mundo…, y resulta que vinieron a precipitar, más aún, el fortalecimiento de las clases dominantes.

Cuando hablaba del sistema, hablamos de neo colonialismo, y, quizás, desde mi perspectiva, es un término bastante genérico, bastante abstracto, ¿tiene rostro ese neo colonialismo?

Totalmente, lo vemos nosotros primero. Voy yo por el país mío; antes, el racismo mataba a los pueblos indígenas, había masacres, había torturas, ahora no, ahora abrazan a los indígenas, les dan un poco de dinero, compran sus votos, subordinan las instituciones, se vuelven poderes paralelos, alrededor del estado, qué se yo, entonces, el capital mira hacia los bienes naturales de las gentes, empieza a generar los nuevos conflictos, pero, el colonialismo interno es algo muy duro en algunos países nuestros, sobre todo, cuando hay fascismo, cuando hay una extrema derecha.

 

Justamente, eso le íbamos a preguntar, sobre el panorama latinoamericano, en cuanto a Derechos Humanos, ¿cómo lo está viendo usted?

Cuando yo hablo del neo racismo y del neo militarismo, estoy hablando de la clase fascista; hay una extrema derecha ciega, completamente perversa, que no le importa el diálogo, que no le importa nada, lo que le importa es defender su capital, que pone al país como su objetivo, pero, en realidad, es su negocio. En América Latina ha resurgido una derecha frontal, muy fuerte, que amenaza, censura, intenta acaparar los medios de comunicación, utiliza la red tecnológica para condenar, criminalizar la clase social, y criminalizar la lucha de mujeres, de campesinos, de jóvenes, y eso es una batalla muy fuerte, sobre todo, cuando en América Latina hay también un movimiento profundo de unidad latinoamericana, de luchas progresistas, de cambios, transformaciones progresistas o revolucionarias.

Los gobiernos revolucionarios de América Latina, por primera vez, tienen una fuerza muy grande pero, eso hace que, también, los sectores más reaccionarios se hayan unido, y tienen nuevas estrategias de populismo.

Hablemos de populismo, que es otro rostro que usa la extrema derecha, para intentar persuadir a la población. Hay algunos ejemplos que yo veo en América Latina…; antes decían, no!, al comunismo, todo lo que se movía en las luchas campesinas, pensaban era comunismo, era subversivo, era fuera del orden de un estatus quo, que nadie lo tocaba. Cuando se dan las transformaciones sociales, el movimiento bolivariano viene a sacudir a América Latina que, gracias al Comandante Eterno, Hugo Chávez, es quien viene a poner, en la agenda de la América Latina, un tema tan profundo como es el de las autonomías, es decir, los latinoamericanos tenemos autonomía, tenemos poder, y somos dueños del desarrollo integral para nuestros pueblos.

 

Venezuela es atacada constantemente, y dicen que viola los derechos humanos, y eso es, en parte, lo que usted explica, que la derecha fascista se une, y nos ataca. ¿Por qué cree que se da esta situación?

Sí, aunque las fuentes están algo descalificadas. Por ejemplo, en algún momento, han usado a la OEA para atacar, pero, la OEA ya no tiene respaldo, porque no juzgó los crímenes contra la humanidad que se hacían en países, como Guatemala, Argentina, el propio El Salvador…, nosotros también hemos hecho nuestras luchas.

 

¿Esos organismos han sido una ficha política?

Han sido una ficha política, realmente, de los Estados Unidos, del capitalismo, del juego de los poderes perversos. Hay unas instancias de la comunidad internacional que, por sí mismas, se han ido desacreditando, porque no usaron las mismas reglas con Cuba. Presionaban a Cuba y, por otro lado, financiaban los genocidios, pero, mire, el tema de derechos humanos se sectorizó, porque los derechos humanos son de todos los humanos, y no de una clase de humanos.

Entonces, el tema de derechos humanos ha sido uno de los temas más politizados en los últimos tiempos, porque, cuando se tocan poderes, se tocan intereses comunes al Banco Mundial, del BID, de las instituciones del occidente; en realidad, usan el tema para abrir una puerta, y hacer inteligencia interna (espionaje).

 

Usted ha visitado bastantes veces Venezuela, conoce la realidad venezolana, ¿cómo describe lo que está pasando en Venezuela?

Yo creo que, lo primero que la población tiene que valorar, son los grandes avances revolucionarios que hay en Venezuela, que, sin Hugo Chávez, no se hubiera podido dar un salto tan cualitativo de las transformaciones venezolanas, sobre todo, a favor de la gente más pobre, de la gente más humilde.

Sólo por decirle algo, que yo sé, que, por primera vez, se les dio espacio a los pueblos indígenas en Venezuela, a partir del Gobierno del Presidente Hugo Chávez, y antes, los propios venezolanos, sobre todo la clase élite, pensaban que los indígenas no eran gentes, por lo menos, las investigaciones que tenemos nosotros, eso nos revelan. Ahora, lo que me impresiona, son las nuevas estrategias de la oposición. En Venezuela, la oposición no está diciendo que va a cambiar, a transformar, y para eso llama a la gente, sino que está diciendo, ven que no lo está haciendo bien el otro, y eso es un mensaje perverso, ellos no se están comprometiendo para mantener los cambios, sino que están diciendo que los otros no lo hacen bien, pobres de nosotros, es decir, se victimizan.

Esos mensajes a la gente, o sea, lo que vemos en algunos países, es que es mejor hacerse las víctimas, que protagonistas del cambio. Los venezolanos tienen que diferenciar mucho ese mensaje perverso.

Desde su punto de vista, y conociendo usted la realidad venezolana en torno a los derechos de los pueblos indígenas, ¿qué agregar, qué aportar, más, o menos, qué ruta tomar, para consolidar aún más esos espacios de los pueblos originarios?

Yo creo que hoy es posible un intercambio entre los pueblos indígenas de algunos países; los mayas somos muy exitosos, porque tenemos pequeñas empresas, medianas, la economía informal, llamada así en Guatemala, es una economía producida, en buena parte, por nuevas generaciones mayas. Tenemos arte contemporáneo, experiencia organizativa, tenemos también una contribución espiritual, o sea, tenemos un mensaje espiritual que podemos compartir. Yo creo que, la puerta abierta a los pueblos indígenas, también es el reflejo de un avance muy importante en un país.

 

¿Se están buscando estos espacios entre Guatemala y Venezuela?

Estamos buscando esos espacios, cómo podemos fortalecer nuestros vínculos, incluso, vínculos comerciales, porque seguro que, parte de nuestro gran tesoro de arte contemporáneo de Guatemala, podría tener una gran oportunidad, no sólo en Venezuela, sino en todos los países del ALBA. Veo que los pueblos mayas tenemos una buena oportunidad, y también los de allá con nosotros. Nosotros tenemos una clase media indígena, que está buscando siempre el arte originario, buscando la indumentaria, está buscando nuevas formas de cómo sentirse elegante, la belleza. Nosotros buscamos esas puertas, entonces, creemos que entre Venezuela y Guatemala hay una relación muy promisoria; sería muy exitoso, es cuestión de encontrar los mecanismos para que podamos intercambiar esta relación cultural, espiritual, económica, hay que buscar esas fuentes.

 

Como candidata presidencial, usted decía que se debía refundar el estado, había que diseñar un nuevo sistema de gobierno. ¿Qué modelo propone, específicamente, desde su realidad? Y una segunda pregunta, ¿cree que el modelo que se está haciendo en Venezuela, respetando los contextos históricos de ambos países, puede dar algunos aportes para la realidad política de Guatemala?

Sí!, totalmente. Todos esos progresos es lo que necesitamos. Hay partes en las que ya no cabe una reforma.

 

¿Por qué?

En el caso de Guatemala, si el estado es inoperante, es por los muchos atascones que tiene el sistema, y si reformamos, uno a uno, vamos a terminar la vida sin poder hacer nada, pero, hacer una refundación, nos puede permitir, realmente, seleccionar aquellos avances legislativos que ya tenemos.

 

¿Qué opina del socialismo? Para usted, ¿qué es el socialismo?

Bueno, yo creo que hay una experiencia del siglo actual que vivimos, y es la unión de los países del sur, empezando, porque nunca se pensó que existiría UNASUR, no se pensó que existiría el ALBA, ni la CELAC, que existiría PETROCARIBE, que existiría una dinámica política, una dinámica económica, una dinámica social, de los propios pueblos de los países del sur. Yo creo que eso ha asustado mucho al Occidente, ha asustado mucho a los Estados Unidos, y asusta mucho a los capitalistas perversos, oligárquicos, que se oponen a todo cambio, se oponen a todo lo que se mueve de cambio, entonces, pienso que América Latina tiene una experiencia de procesos revolucionarios, o gobiernos progresistas, a partir del Gobierno de Lula, y a partir de todas las contribuciones que nos dejó el Presidente Hugo Chávez.

 

Bolívar dijo, hace 200 años, “Los Estados Unidos de Norteamérica parecen destinados, por la Providencia, para plagar la América de miseria, en nombre de la libertad”, ¿qué opina usted?

Totalmente de acuerdo, hoy, Bolívar está vivo en esa frase y en esta realidad, porque, mientras más analfabeta es la población, menos reclama sus derechos; mientras la población está más alejada de la tecnología, ellos (los gringos) deciden por nosotros, además, la gente entra en un estado de pánico, pánico por perder, por perder a mi hijo, lo único que tengo, un pedazo de tierra. Se vuelven mendigos, la población pierde todos los derechos, entonces, ellos (los capitalistas) saben que funciona la industria de la pobreza, y apuestan por la industria de la pobreza, en nombre de la libertad.

 

¿Cuál fue su reacción, cuando se enteró que Barak Obama había recibido el Premio Nobel de la Paz, a pesar de no haber cerrado Guantánamo, que fue una de sus promesas, y de mantener una política guerrerista a nivel internacional?

Bueno, yo pensé que el Instituto Nobel tendría otros criterios, es decir, querían aprovechar el momento de que, Barak Obama, era el Presidente de Estados Unidos más votado por los negros, y con más votos, de los otros ciudadanos, que todos los presidentes que se impusieron antes, pero, también, por el hecho de que es negro, y podría venir, quizás, a alimentar la lucha de Martin Luther King, o podría, quizás, a reforzar o nutrirse de la lucha de Mandela. Mi mente se fue por ese lado, tratando de justificar, porque, como Presidente de los Estados Unidos, no creía que pudiera recibir un Premio Nobel de la Paz. Como Presidente de los Estados Unidos, nadie puede lograr la paz, con intenciones de ocupación, con armas y con la guerra. Yo quisiera ver a Obama, como un espíritu, a parte del poder de Presidente, pero, bueno, el Instituto Nobel tendrá sus razones, a nosotros, realmente, nos sorprendió, porque no creo sea prudente dar el premio a un Presidente de Estados Unidos, porque el Presidente de Estado Unidos no manda, sino las fuerzas represoras que andan a su lado.-

 

Guatemala requiere los cambios que hay en Venezuela

 

 

 

 

 

Obama no se merece el Premio Nobel de la Paz

 

 

 

 

 

T y F/Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Nicaragua

URL del artículo: http://www.correodelorinoco.gob.ve/multipolaridad/mientras-exista-capitalismo-paz-es-imposible-lograr/

 

Correo del Orinoco. La artillería del pensamiento. http://www.correodelorinoco.gob.ve

 

Partager cet article

Repost 0

commentaires

Miguel Bakunin

 

 

Carl Sagan

Así, a medida que la ciencia avanza, Dios parece tener cada vez menos que hacer. Es un gran universo, desde luego, por lo que Él, Ella o Ello, podría estar ocupado provechosamente en muchos sitios. Pero lo que evidentemente ha ocurrido es que ante nuestros propios ojos ha ido apareciendo un Dios de los vacíos; es decir, lo que no somos capaces de explicar, se lo atribuimos a Dios. Después, pasado un tiempo, lo explicamos, y entonces deja de pertenecer al reino de Dios. Los teólogos lo dejan de lado y pasa a la lista de competencias de la ciencia.

 

Carl Sagan: “La diversidad de la ciencia” [2007]



 

Stepehen Hawking

"La estirpe humana no es más que un sustrato químico en un planeta pequeño, orbitando alrededor de una estrella mediana, en los suburbios de una galaxia del centenar de miles de millones que existen"

 

Carlos Marx

“Durante el curso de su desarrollo, las fuerzas productivas de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo cual no es más que su expresión jurídica, con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas que eran, estas relaciones se convierten en trabas de esas fuerzas. Entonces se abre una era de revolución social” (1859)

 

 

Albert Einstein

Si una idea no parece absurda

de entrada,

pocas esperanzas

hay para ella.-

 

Groucho Marx

"El secreto de

la vida es

la honestidad y

el juego

limpio, si puedes

simular eso,

lo has conseguido."  

  

MARX, Groucho (1890-1977) 
Actor estadounidense