Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
15 décembre 2013 7 15 /12 /décembre /2013 00:34

Línea de Fuego

También el finado Chávez tuvo sus sueños sobre la extinción del Estado, curiosamente. Dentro de la lógica de las escuelas socialistas del siglo pasado y en la medida que el Estado recuperaba PDVSA y derrotaba en el terreno de las armas a la burguesía pitiyanqui (período que abarca de 1999 hasta 2007, aproximadamente) y declarando como socialista a la revolución bolivariana, además de fundar el Partido Socialista Unido  de Venezuela (PSUV) en el Teresa Carreño, señaló:

“(…) Con los Consejos Comunales debemos trascender ahora lo  local, y debemos crear, ir creado por ley, en primer lugar, un espacio de confederación regional, local, nacional de Consejos Comunales. Tenemos que ir marchando hacia la  conformación de un Estado comunal, y el viejo Estado burgués que todavía vive, que está vivito y coleando, tenemos que irlo desmontando progresivamente mientras vamos levantando el Estado comunal, el Estado socialista, el Estado bolivariano, un Estado que esté en condiciones y en capacidad de conducir una Revolución”.

Ninguna otra revolución en el mundo ha estado o ha sido tan apegada a la legalidad, al estado de derecho constitucional, como la venezolana chavista, y para darle cauce a la transformación del Estado burgués en Estado comunal, o socialista, o bolivariano, el Presidente de la República, en la toma de posesión de su segundo mandato -19 de enero de 2007- defiende la necesidad de convocar nuevamente

“al poder constituyente originario (…) para llevar a cabo con urgencia la reforma  integral y profunda de la Constitución (…) progresivamente nosotros, el poder constituido, que es lo que somos, debemos ir transfiriendo poder político, social, económico, administrativo al Poder Comunal, para que marchemos rumbo al Estado social, al Estado comunal y salgamos  de las viejas estructuras del Estado capitalista burgués que lo que hace es frenar los impulsos revolucionarios, termina enterrándolos”.

El imaginario utópico chavista recibió un carajazo al ser rechazado en las urnas electorales el proyecto de reforma constitucional presentado por el Presidente; así que el poder popular bajó de pretensión constitucional al rango legal y normativo, lamentablemente.

Desde 2007 hasta el sol de hoy el gobierno del poder popular, progresivamente, va organizando comunas y sigue vislumbrando en el horizonte el Estado comunal dentro de una sociedad donde prevalecen tanto la propiedad privada de signo capitalista y la propiedad pública; una sociedad que no considera ni relevante ni prioritario abolir el Estado burgués, ni mucho menos. Las prioridades son otras y de las más diversas.

En primer lugar, defenderse de los despiadados ataques de las potencias imperiales –todas ellas- que no descansan cotidianamente en su afán de adueñarse de la riqueza petrolera venezolana, como se sabe, por cualquier medio y convertir a PDVSA en una nueva PEMEX caribeña.

De aquellas jornadas de reflexión del imaginario utópico chavista de principios de 2007 pareciera que sólo sobreviven las buenas intenciones. Y el PSUV. Sin el Partido probablemente el enemigo ya estaría de nuevo en Miraflores. Tras la desaparición física de Hugo Chávez, el Partido garantizó la elección de Nicolás Maduro como Presidente, menguando el caudal de votos chavistas el 14 de abril de 2013. Con esa propensión tan venezolana hacia el fraccionalismo, la escisión, las vanidades consagradas, etc., de nuevo el Partido asume el protagonismo por encima de circunstancias muy difíciles como la guerra económica; y propina una derrota a los sectores pitiyanquis en las pasadas elecciones municipales del 8 de diciembre de 2013 pasado.

Estamos ante una nueva etapa del proceso porque ante la lentitud del desarrollo del Poder Comunal es el Partido el protagonista de la historia. Recordemos que estamos en revolución. Y la contrarrevolución quiere regresar al pasado de la Cuarta República, con todas sus acreencias.-

 

en_la_linea_de_fuego.jpg

Partager cet article

Repost 0
Published by Verde - dans Esto y aquello
commenter cet article

commentaires

Miguel Bakunin

 

 

Carl Sagan

Así, a medida que la ciencia avanza, Dios parece tener cada vez menos que hacer. Es un gran universo, desde luego, por lo que Él, Ella o Ello, podría estar ocupado provechosamente en muchos sitios. Pero lo que evidentemente ha ocurrido es que ante nuestros propios ojos ha ido apareciendo un Dios de los vacíos; es decir, lo que no somos capaces de explicar, se lo atribuimos a Dios. Después, pasado un tiempo, lo explicamos, y entonces deja de pertenecer al reino de Dios. Los teólogos lo dejan de lado y pasa a la lista de competencias de la ciencia.

 

Carl Sagan: “La diversidad de la ciencia” [2007]



 

Stepehen Hawking

"La estirpe humana no es más que un sustrato químico en un planeta pequeño, orbitando alrededor de una estrella mediana, en los suburbios de una galaxia del centenar de miles de millones que existen"

 

Carlos Marx

“Durante el curso de su desarrollo, las fuerzas productivas de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo cual no es más que su expresión jurídica, con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas que eran, estas relaciones se convierten en trabas de esas fuerzas. Entonces se abre una era de revolución social” (1859)

 

 

Albert Einstein

Si una idea no parece absurda

de entrada,

pocas esperanzas

hay para ella.-

 

Groucho Marx

"El secreto de

la vida es

la honestidad y

el juego

limpio, si puedes

simular eso,

lo has conseguido."  

  

MARX, Groucho (1890-1977) 
Actor estadounidense