Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
10 novembre 2013 7 10 /11 /novembre /2013 22:18


- Correo del Orinoco - http://www.correodelorinoco.gob.ve -

Pablo Gentili: Venezuela debe tener cuidado con grupos derechistas radicales|

La derecha “se mimetiza con los planteamientos de la izquierda” para tomar el poder en América Latina

Publicado el 10 noviembre, 2013

Si el mundo se divide entre quienes militan en la izquierda y quienes lo hacen en la derecha, Pablo Gentili, secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), se ubicaría decididamente en la primera acera.

 

Gentili, doctor en educación y profesor de la Universidad del Estado de Río de Janeiro (Brasil), encabezó esta semana las jornadas internacionales de investigación en ciencias sociales y humanidades celebradas en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, las cuales dio por culminadas el viernes con absoluta satisfacción y con la convicción de que fue un encuentro histórico. “Se ha conseguido juntar todas las instituciones que pertenecen a la red Clacso Venezuela, que son 13 y que participan del más amplio espectro ideológico, académico y político”, señaló Gentili.

 

Se marchó de Venezuela con la ratificación de “la inmensa paradoja estructurante de este país: la enunciación sistemática de la falta de democracia y la construcción de espacios democráticos”, tal como lo expresó en conversación con el Correo del Orinoco. El diálogo caraqueño del Clacso fue en un clima de respeto, compromiso y divergencias, con la participación de unas 600 personas en las conferencias y foros. “Muchísima gente joven con ganas de discutir”, remarcó. Con pluralidad absoluta las instituciones organizaron mesas y actividades, hubo 16 invitados internacionales y participación del Gobierno Nacional.

 

Esta jornada va a marcar “un crecimiento de la red académica nacional en Venezuela que, sin lugar a dudas, va a expandirse cada vez más”, hasta el punto de que en 2014 aumente a 20 el número de instituciones afiliadas a la red. “Eso nos alegra muchísimo y nos desafía muchísimo”, acotó. La red “tiene que ser la cara de las ciencias sociales venezolanas, que se caracterizan por la calidad de sus investigaciones; son ciencias sociales divergentes, plurales y críticas”, describió. De hecho, con las autoridades del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria se conversó acerca de las alternativas para acercar la producción bibliográfica venezolana, con acciones “como la promoción del acceso abierto”. De hecho, el próximo año se efectuará en Caracas un encuentro sobre la calidad de la educación universitaria, y otro sobre el acceso abierto a las investigaciones, adelantó Gentili.

 

El vocero de Clacso recordó que en América Latina el Estado financia más de 90% de las investigaciones en el campo de las ciencias sociales. Es decir, el sector privado no aporta y hay pocos fondos internacionales que las sustenten.

 

Las ciencias sociales son “un campo, por lo general, de izquierda, progresista, y la tradición que ha habido en la izquierda ha sido la de trabajar contra el Estado, en la medida en que la historia de nuestros Estados ha sido de políticas oligárquicas conservadoras, excluyentes”, admitió.

Esto ha cambiado en países como Argentina, Venezuela, Brasil y Uruguay, con los gobiernos populares, pero las y los intelectuales “comenzaron a decir que los gobiernos populares en la región eran más de lo mismo” y se mantuvieron apartados.

 

La relación entre las investigadoras, los investigadores y el Estado “siempre va a ser tensa”, señaló. “Se trata de administrar un conflicto, y el conflicto está dado por el grado de autonomía que la academia reclama, por un lado; y el grado de compromiso que los gobiernos reclaman, por otro”.

 

Los gobiernos demandan “que el compromiso de la universidad sea con la agenda nacional”, como la pobreza. “La pobreza es un tema sobre el cual las universidades tienen que investigar” y ayudar a pensar. También lo son la violencia y la democracia. No obstante, Gentili consideró que ha habido un proceso de madurez de los Estados y de las universidades, aunque “sigue habiendo en las universidades muchos sectores que se posicionan contrarios a las políticas, y lo hacen legítimamente. Yo creo que están equivocados”.

LA MEDIOCRATIZACIÓN DE LA DERECHA

En opinión de Gentili la derecha universitaria se ha “mediocratizado”: “Se han ido volviendo más mediocres; no hay hoy un pensamiento conservador, en las universidades latinoamericanas, que sea sólido y riguroso”, cuestionó.

 

-¿A qué atribuye esa mediocratización?

-Cuando el conservadurismo está en el poder la eficacia de sus ideas se da por la fuerza, no se da por la convicción intelectual, académica, ideológica, cultural. Esa base material de la ideología que tienen los gobiernos de derecha son las grandes corporaciones mediáticas, las instituciones religiosas y los partidos en algunos casos. Esto le da a las ideologías de derecha una solidez muy fuerte, no por lo que dicen sino por lo que son capaces de mostrar que pueden hacer. ¿Cómo se sustenta la idea de la privatización total de la sociedad, del Estado? Privatizando, porque cuando uno lo explica no tiene ningún sustento. Es absolutamente indefendible que un sistema de salud funciona mejor privado que público.

 

El investigador hace seguimiento a las discusiones de la derecha académica, y por ello ratificó que es muy pobre, que carece de producción y de actores. “Mencióname uno”, retó.

 

-¿Ese sector se quedó en el neoliberalismo?

-Es una visión nostálgica, reaccionaria y que no puede ocultar que tiene un profundo rechazo a los derechos de las grandes mayorías. En política es muy importante hacer cosas, pero también que la gente comience a percibir que hay cosas que es necesario hacer. El gran problema que nos dejó la herencia neoliberal es que, por ejemplo, la gente se acostumbró a que debe pagar por la educación y la salud, y ahora debe aprender que es un derecho, y que los derechos no se pagan. En estos últimos 10 o 15 años en América Latina hubo muchos avances en un aprendizaje de la sociedad acerca del valor que los derechos tienen.

 

-¿Nuestras sociedades no aceptarían un regreso al pasado?

-Creo que sería mucho más difícil. Por eso la derecha comienza a usar nuestros discursos.

Esa derecha ha llegado, incluso, a decir que haría mejor que la izquierda lo que ella nunca hizo cuando estuvo en el poder. “Me gustaría saber, si la derecha alguna vez gana, cómo va a explicar por qué no hará más viviendas populares. Antes la gente no tenía viviendas populares, y cuando las empiezas a hacer la gente empieza a ver que aquello que parecía un sueño se hace realidad”, aseveró.

Gentilo citó también la tasa de educación universitaria, que era muy baja y pasó a ser una de las más altas de la región. “¿Por qué? Porque se abrieron universidades, y esas universidades costaron mucho dinero. Si tienen que mejorar o no, te digo que tiene que mejorar muchísimo, pero tienen 10 años y las pretenden comparar con Harvard y Córdoba, que tienen siglos”.

LA DERECHA DISFRAZADA

-¿Nuestros pueblos no permitirían regresar al neoliberalismo?

-Irreversible es muy difícil decir en lo social, pero lo importante es cuáles son las bases materiales y culturales sobre las que se sustenta este proyecto, y hubo avances muy significativos. Hay una mayor conciencia de los derechos en América Latina y esa es una conquista de esta década de postneoliberalismo. Estamos mucho mejor que hace 10 años. Estamos, por otro lado, con Estados que aún conservan enormes problemas en su capacidad de gestión y administración, pero han mostrado que es posible, con los recursos públicos existentes, desarrollarse y distribuirlos. Esta es la fórmula que siempre la derecha nos negó, porque decía que para distribuir era necesario crecer, nunca crecíamos y cuando se comenzaba a crecer no se distribuía. Aquí se pueden hacer cosas con los recursos públicos.

 

-¿Un gobierno de derecha podría echarlo para atrás?

-La derecha no dice que va a hacer lo que siempre hizo: que nunca hizo vivienda popular, nunca defendió la educación y la salud públicas; pero una vez que la salud y la educación públicas y el derecho a la renta se van instalando, la derecha comienza a decir que ella lo haría mejor para seducir a las grandes mayorías para que voten por ella.

-¿Sería como un camaleón?

-Como una cierta metamorfosis ideológica.

 

-Pero falsa. ¿Si la derecha llegara al poder lo mantendría?

-Bajo ningún punto de vista, pero esta es la coartada. Ahora tenemos una derecha que va a hacer que los niños se mueran más de diarrea, pero dice que defiende la salud pública.

 

-Se mimetiza con los planteamientos de la izquierda para acceder al poder.

-Exacto. Se mimetiza con los planteamientos de la izquierda para acceder al poder. Y se diferencia de la izquierda mediante las denuncias de corrupción y de ineficiencia, como si la derecha no fuera corrupta e ineficiente. Pero es interesante que, en América Latina, la lucha discursiva, la lucha ideológica se ha trasladado a un campo más democrático, y la derecha se ha visto obligada a tener que asumir como fachada algunas de estas defensas históricas, aunque no las vaya a defender y, por el contrario, las vaya a combatir.

El investigador pone el ejemplo de Venezuela, donde miles de jóvenes ingresaron al sistema universitario y la derecha cuestiona la política porque “la buena universidad es la Universidad Central de Venezuela”. El problema que se le presentará a la derecha, anticipó, “es, si algún día tiene que volver a gobernar este país, demostrar que la UCV es capaz de mantener sus ‘niveles’ de calidad y democratizarse, y esto va a hacer presión, porque la gente muchas veces se equivoca cuando vota, pero tiene una capacidad de reflexión”.

ENTRE LA VERDAD Y LA MENTIRA

-¿Tiene legitimidad la derecha con este ejercicio de mímesis?

-Eso puede cambiar por país, porque la derecha puede tener los mismos objetivos pero no la misma fisonomía. En Argentina hay el surgimiento de una derecha de nuevo tipo, arraigada en demandas que la sociedad tiene, como la violencia. Se apoyan esta cuestión de la seguridad para ganar el apoyo de las grandes mayorías.

Para Gentili hay algo claro: si la derecha se confrontara con el proyecto popular en la verdadera pelea por la igualdad, por la participación y por los derechos humanos, quedarían claramente definidas las diferencias entre ambos proyectos. “Pero no es así”, acotó. “Basándose en la defensa del derecho de propiedad, en los principios del mercado y en la supuesta libertad, la derecha se esconde detrás de demandas que son muy sentidas por la sociedad”. Basta estudiar la historia de Venezuela del siglo XX “para saber lo que ha ocurrido cuando la derecha gobernó; solo con eso la gente debería convencerse de que es mejor no votar nunca a la derecha, y que cualquier gobierno de izquierda va a ser mejor”.

No duda de que la derecha, de volver a gobernar, les devolvería el poder a las corporaciones mediáticas y a las grandes trasnacionales y aumentaría las condiciones de exclusión y pobreza. “¿Lo permitirían las grandes mayorías? Creo que lucharían bastante, porque la capacidad de movilización de las personas es lo que dio base de sustentación a estos procesos populares. La derecha es un proyecto que se basa en el uso indiscriminado de la fuerza contra los pobres; si la derecha quisiera imponer ese proyecto, las consecuencias en términos de violencia y violación de los derechos humanos serían muy grandes”.

Gentilo no descartó que puedan ocurrir golpes de Estado, porque las experiencias recientes indican lo contrario (como Honduras), pero insistió en que hay un triunfo de los gobiernos populares y eso no se debe perder de vista. “Hay que pasar a una nueva etapa en esos gobiernos, que es la de consolidación y fortalecimiento”, refirió.

LA DERECHA SE HA RADICALIZADO

Gentili advirtió que hay grupos de derecha en el continente que se han radicalizado. “Ha exacerbado más su vocación violenta, sus métodos más antidemocráticos”, como es el caso de Venezuela, señaló.

 

En Argentina esa derecha ha intentado “parecer más social, más preocupada por la vida cotidiana de las personas”, describió. Pero aunque “no tenga muchas ideas”, señaló Gentili, “no por eso deja de ganar” elecciones.

El investigador alertó sobre la radicalización violenta de la derecha en Venezuela y sostuvo que el país “tiene que tener mucha precaución con el surgimiento de estos grupos”.

ACTOS DE DIGNIDAD

Para Pablo Gentili hay acciones como la graduación de bachiller de una abuela que, aunque -en su opinión- no sean las grandes medidas revolucionarias (vistas de acuerdo con la teoría) son “un acto de dignidad”.

Muchas medidas que tomaron los gobiernos populares en América Latina “fueron combatidas como si se tratara de la destrucción de no sé qué cosa, pero se trataba de medidas de dignidad”, que es un componente fundamental de los gobiernos populares en América Latina, expresó. Ahora se le están garantizando a las personas derechos fundamentales que la burguesía nunca ratificó.

Los gobiernos como los de Venezuela, Bolivia, Brasil, Argentina, Ecuador y Uruguay “están construyendo, a su manera, oportunidades y poderes populares que son fundamentales para la democracia”, analizó Gentili.

LA REFLEXIÓN

“¿Por qué es mejor una universidad que discrimina. Hoy 18 mil niñas y niños han muerto por diarrea, difteria, neumonía. ¿Por qué yo no puedo decir que una buena universidad y una buena facultad de Medicina es aquella en la cual los estudiantes no pueden dormir al conocer este dato? Ah, no, pero la buena universidad es la que tiene la mejor tecnología. Yo creo que, para que alguien estudie Medicina, lo primero que tiene que hacer es que si le digo que esta noche habrán muerto 18 mil niñas y niños se largue a llorar. ¿No lloró? ¿No se indignó? No puede ser médico”.-

T/ Vanessa Davies
F/ Luis Franco

URL del artículo: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/derecha-%e2%80%9cse-mimetiza-planteamientos-izquierda%e2%80%9d-para-tomar-poder-america-latina/

 

Correo del Orinoco. La artillería del pensamiento. http://www.correodelorinoco.gob.ve

 

Partager cet article

Repost 0

commentaires

Miguel Bakunin

 

 

Carl Sagan

Así, a medida que la ciencia avanza, Dios parece tener cada vez menos que hacer. Es un gran universo, desde luego, por lo que Él, Ella o Ello, podría estar ocupado provechosamente en muchos sitios. Pero lo que evidentemente ha ocurrido es que ante nuestros propios ojos ha ido apareciendo un Dios de los vacíos; es decir, lo que no somos capaces de explicar, se lo atribuimos a Dios. Después, pasado un tiempo, lo explicamos, y entonces deja de pertenecer al reino de Dios. Los teólogos lo dejan de lado y pasa a la lista de competencias de la ciencia.

 

Carl Sagan: “La diversidad de la ciencia” [2007]



 

Stepehen Hawking

"La estirpe humana no es más que un sustrato químico en un planeta pequeño, orbitando alrededor de una estrella mediana, en los suburbios de una galaxia del centenar de miles de millones que existen"

 

Carlos Marx

“Durante el curso de su desarrollo, las fuerzas productivas de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo cual no es más que su expresión jurídica, con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas que eran, estas relaciones se convierten en trabas de esas fuerzas. Entonces se abre una era de revolución social” (1859)

 

 

Albert Einstein

Si una idea no parece absurda

de entrada,

pocas esperanzas

hay para ella.-

 

Groucho Marx

"El secreto de

la vida es

la honestidad y

el juego

limpio, si puedes

simular eso,

lo has conseguido."  

  

MARX, Groucho (1890-1977) 
Actor estadounidense