Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
19 décembre 2013 4 19 /12 /décembre /2013 18:40

Entre la guerra y la paz

El riesgo es que un error de cálculo o un accidente puedan degenerar en conflicto mayor

ALFREDO TORO HARDY |  EL UNIVERSAL
jueves 19 de diciembre de 2013 
 
 En su Historia de la Guerra del Peloponeso, y refiriéndose a la confrontación entre Atenas y Esparta, el historiador griego Tucídides planteó la premisa de que cuando el poder de una potencia emergente rivaliza con el de una potencia dominante la guerra se hace inevitable. Este planteamiento, formulado cinco siglos antes de Cristo, se ha materializado una y otra vez a lo largo de la historia. El paso de la antorcha hegemónica del Reino Unido a Estados Unidos en el siglo XX conformó, no obstante, una excepción a la regla anterior. La identidad de lengua y civilización entre ambos permitió una transición amigable y nada traumática. Resultaría demasiado optimista suponer que algo similar volverá a ocurrir en relación a Estados Unidos y China, quienes evidencian regímenes políticos y culturas diametralmente diferentes.

El tenso enfrentamiento entre China y Japón por la titularidad de las islas Senkaku/Diaoyu, podría crear las condiciones para hacer realidad la regla fijada por Tucídides. Tal situación se plantea dentro de la peor de las configuraciones posibles. Tanto el presidente chino Xi Jinping como el premier japonés Shinto Abe son dos connotados nacionalistas que, a su vez, se desenvuelven dentro de fuertes presiones nacionalistas por parte de sus respectivas opiniones públicas. Esto dentro del contexto de heridas históricas aún no cicatrizadas. A ello se une el retorno de EEUU a esta región del mundo tras una ausencia determinada por su énfasis en el Medio Oriente. Tal regreso se produce dentro de un marco de referencia dual. De un lado, el choque entre las aspiraciones chinas de superar el status quo en relación a dichas islas y al Mar del Sur de China y una política de contención a China, por parte de Washington, que busca preservar ese mismo status quo. De otro lado, la existencia de un Tratado de Defensa Recíproca entre Estados Unidos y Japón que el primero de estos dos países se ha comprometido expresamente en respetar en caso de una confrontación armada entre Tokio y Pekín.

Afortunadamente existen también importantes factores mitigantes. Estos tienden a moderar el comportamiento de las partes involucradas, evitando que las tensiones degeneren en conflicto. Por un lado se encuentran los inmensos beneficios que tanto China como Japón y Estados Unidos derivan de su interrelación económica y comercial, así como los gigantescos costos de descarrilamiento económico que una opción bélica entrañaría. Ello resultaría particularmente significativo en el caso de China que va rumbo a convertirse en la primera potencia económica mundial antes de finales de década. Por otro lado, el águila estadounidense tiene demasiado peso en las alas como para plantearse con ligereza la posibilidad de un enfrentamiento armado con China. No sólo enfrenta una deuda pública de 17 billones (millón de millones) de dólares, sino a una opinión pública que se ha adentrado en una nueva era de aislacionismo luego de los inmensos costos humanos y materiales representados por las guerras de Iraq y Afganistán.

El riesgo, sin embargo, es que un error de cálculo o un accidente puedan degenerar en conflicto mayor. Ojalá Tucídides se equivoque de nuevo. 

altohar@hotmail.com

irán misiles 2 2012

Partager cet article

Repost 0

commentaires

Miguel Bakunin

 

 

Carl Sagan

Así, a medida que la ciencia avanza, Dios parece tener cada vez menos que hacer. Es un gran universo, desde luego, por lo que Él, Ella o Ello, podría estar ocupado provechosamente en muchos sitios. Pero lo que evidentemente ha ocurrido es que ante nuestros propios ojos ha ido apareciendo un Dios de los vacíos; es decir, lo que no somos capaces de explicar, se lo atribuimos a Dios. Después, pasado un tiempo, lo explicamos, y entonces deja de pertenecer al reino de Dios. Los teólogos lo dejan de lado y pasa a la lista de competencias de la ciencia.

 

Carl Sagan: “La diversidad de la ciencia” [2007]



 

Stepehen Hawking

"La estirpe humana no es más que un sustrato químico en un planeta pequeño, orbitando alrededor de una estrella mediana, en los suburbios de una galaxia del centenar de miles de millones que existen"

 

Carlos Marx

“Durante el curso de su desarrollo, las fuerzas productivas de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo cual no es más que su expresión jurídica, con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas que eran, estas relaciones se convierten en trabas de esas fuerzas. Entonces se abre una era de revolución social” (1859)

 

 

Albert Einstein

Si una idea no parece absurda

de entrada,

pocas esperanzas

hay para ella.-

 

Groucho Marx

"El secreto de

la vida es

la honestidad y

el juego

limpio, si puedes

simular eso,

lo has conseguido."  

  

MARX, Groucho (1890-1977) 
Actor estadounidense