Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
18 novembre 2013 1 18 /11 /novembre /2013 09:43

Lunes, 18 de noviembre de 2013

La candidata de la ex Concertación obtuvo un amplio triunfo pero no pudo evitar el ballottage

Chile quiere a Bachelet pero no tan rápido

Las propuestas de Bachelet de llevar adelante una reforma educativa, tributaria y constitucional sedujeron a muchos chilenos que no se sienten beneficiados por los millonarios ingresos de la explotación de los recursos naturales.

Por Mercedes López San Miguel
/fotos/20131118/notas/na03fo01.jpg
Los simpatizantes de Bachelet obtuvieron un amplio triunfo, pero tendrán que revalidarlo en el ballottage.
 

Desde Santiago

Los seguidores de Michelle Bachelet se bamboleaban, con el ritmo de un festejo sobrio y contenido en el centro de la ciudad, a sabiendas de que su candidata fue la más votada pero no logró ganar en primera vuelta. La ex mandataria y líder de la Nueva Mayoría –Concertación más el Partido Comunista y sus aliados– obtuvo un 46,77 por ciento de los votos, casi veinte puntos por arriba de Evelyn Matthei, de la alianza de derecha que se hizo con el 25,17 por ciento de los sufragios. En tercer lugar se ubicó el candidato independiente del Partido Progresista Marco Enriquez Ominami con el 10,88, seguido por el independiente de derecha Franco Parisi, con 10,13 por ciento. A ellos se dirigió Bachelet, pasadas las nueve de la noche. “Aquí no hay dos lecturas. Hemos ganado la elección y lo hicimos con una amplia mayoría. Para que Chile sea el país moderno, solidario y justo que queremos. Sabíamos que el desafío de ganar en primera vuelta era complejo. Ganamos esta noche y vamos a ganar el 15 de diciembre.”

Las propuestas de Bachelet de llevar adelante una reforma educativa, tributaria y constitucional sedujeron a muchos chilenos que no se sienten beneficiados por los millonarios ingresos de la explotación de los recursos naturales. A esto se refirió la ex mandataria parada ante un atril, de cara a sus simpatizantes que la vitoreaban desde abajo del escenario montado en el hotel San Francisco. “Han votado por una educación gratuita y de calidad, el fin del lucro, por una reforma tributaria, para hacer un cambio al sistema educativo y de salud. Quieren una nueva Constitución que consagre nuestros derechos. En un mes más, Chile votará por dos modelos de país: el cambio o el continuismo.”

Al cierre de esta edición, se seguían contabilizando los votos para el Parlamento, claves para saber si la coalición de centroizquierda cuenta con una mayoría necesaria para implementar tales reformas.

Sobre el final de la alocución de Bachelet, su rival Evelyn Matthei comenzaba a dirigirse a sus seguidores desde la sede de su comando (ver aparte). De los nueve candidatos que se presentaron, tanto Marco Enriquez Ominani como Franco Parisi dejaron en claro sus posiciones para la segunda vuelta. El primero dijo que Bachelet triunfó y que fue una buena candidata. “No hay ninguna posibilidad de que gane la derecha”, manifestó el candidato del PRO. Se congratuló de que los ex dirigentes estudiantiles como Camila Vallejo ganaran bancas, dirigentes que se sumaron al proyecto de Bachelet. Sin embargo, dijo que “su”candidata era la Asamblea Constituyente y que él no llamaba a votar por la Nueva Mayoría. Parisi, por su lado, dijo que Ma-tthei era una “señora mala” y “Bachelet va a ser la presidenta”. El mismo aseguró que no va a ir a votar en diciembre.

Para el analista Carlos Huneeus, director del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea, el triunfo de Bachelet se explica en parte por la distancia que puso con los partidos tradicionales de su coalición (entonces Concertación) al terminar su gobierno (2006-2010). “Bachelet se fue con una alta popularidad y cuando se produjo la crisis entre el Partido Socialista y el PPD (Partido Por la Democracia), ella se mantuvo aparte. Otro aspecto es el carisma. En vano el gobierno de Sebastián Piñera intentó dañar su popularidad, porque ella tiene gran conexión con las masas.”

Las demandas del movimiento estudiantil serán un punto crítico, anticipó Huneeus. “Bachelet va a tener que dar respuesta a la presión de la calle y va a haber mucho ruido en el Congreso.” Ayer, un grupo de veinte estudiantes secundarios ocuparon por dos horas una sede de la Nueva Mayoría. Desplegaron un lienzo que decía: “Los cambios no están en La Moneda, están en las grandes alamedas” y concitaron la atención de los medios. Eloísa González, dirigente de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) y vocera de la protesta, afirmó que se trataba de “un último hito mediático” para reafirmar sus demandas de educación pública, gratuita y de calidad, que irrumpieron en Chile hace dos años.

Horas antes, en el Estadio Nacional en la comuna de Ñuñoa, el centro de votación más grande de Chile, se palpitaba lo que se conocería por la noche. Pasaron 40 años del golpe contra Salvador Allende y el que fuera uno de los centros de detención y tortura de la dictadura está grabado en la memoria del país, cuando todavía hay políticos como Evelyn Matthei y sus correligionarios de la ultraderecha UDI que reivindican la figura de Pinochet.

Un señor de sombrero y bastón miraba el estadio como perdiéndose en el tiempo. Estuvo detenido y quizá como parte del trauma aquel no quiso dar su nombre. Militante socialista de 80 años y profesor jubilado, dijo que votó por Bachelet. “La voté porque es de mi partido y lo importante es que pueda realizar las reformas que prometió. ¿Qué pienso sobre este lugar? Que ojalá no se repita lo del pasado. Que el país siga siendo absolutamente democrático.”

En medio del ir y venir de la gente, Carlos Vivanco, de 38 años, dijo que no dudó y votó por Matthei. “La derecha tiene un buen manejo de la política y de la economía. El gobierno de Bachelet no fue bueno, el país creció poco. Y a Evelyn la encuentro una mujer capaz e inteligente”, contó el empleado del metro (subte) de Santiago.

“Tengo muy buena memoria –dijo María Inés Guzmán, de 86 años, que vive en un hogar de ancianos–, pero de Pinochet prefiero no acordarme.” La señora votó por la candidata de la Nueva Mayoría porque cree que puede hacer más que en su anterior gobierno. “Le falta muchas cosas por hacer, como por ejemplo construir viviendas para las personas pobres y mejorar la salud.”

Si hay algo que se repetía entre los consultados en el estadio nacional era la expectativa de muchos de que se achique la brecha entre ricos y pobres y que se mejoren los sistemas educativo y sanitario. Tendrán un mes más para decidir su elección.-

 

mercelopez@pagina12.com.ar

 

 

© 2000-2013 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.-

arte latinoamericano 3

 

Partager cet article

Repost 0

commentaires

Miguel Bakunin

 

 

Carl Sagan

Así, a medida que la ciencia avanza, Dios parece tener cada vez menos que hacer. Es un gran universo, desde luego, por lo que Él, Ella o Ello, podría estar ocupado provechosamente en muchos sitios. Pero lo que evidentemente ha ocurrido es que ante nuestros propios ojos ha ido apareciendo un Dios de los vacíos; es decir, lo que no somos capaces de explicar, se lo atribuimos a Dios. Después, pasado un tiempo, lo explicamos, y entonces deja de pertenecer al reino de Dios. Los teólogos lo dejan de lado y pasa a la lista de competencias de la ciencia.

 

Carl Sagan: “La diversidad de la ciencia” [2007]



 

Stepehen Hawking

"La estirpe humana no es más que un sustrato químico en un planeta pequeño, orbitando alrededor de una estrella mediana, en los suburbios de una galaxia del centenar de miles de millones que existen"

 

Carlos Marx

“Durante el curso de su desarrollo, las fuerzas productivas de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo cual no es más que su expresión jurídica, con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas que eran, estas relaciones se convierten en trabas de esas fuerzas. Entonces se abre una era de revolución social” (1859)

 

 

Albert Einstein

Si una idea no parece absurda

de entrada,

pocas esperanzas

hay para ella.-

 

Groucho Marx

"El secreto de

la vida es

la honestidad y

el juego

limpio, si puedes

simular eso,

lo has conseguido."  

  

MARX, Groucho (1890-1977) 
Actor estadounidense